A cuatro milésimas del futuro, la realidad después de las notas de selectividad

Alex selectividad

Las notas de corte en la Universidad de Granada se disparan tras el incremento de la demanda de solicitudes

Álex tiene dieciocho años recién cumplidos y su nota en selectividad roza la perfección. Un 10 en las tres asignaturas troncales: Historia, Lengua, e Inglés. Un ocho en Matemáticas y dos nueves más en Biología y Química, porque Álex ha estudiado la modalidad de Ciencias de la Salud. Un 13,496 tras la ponderación final es el resumen de un año cargado de trabajo, incertidumbre y mucho esfuerzo para este alumno del IES Giner de los Ríos de Motril.

La historia de Álex podría resumir la hazaña de muchos estudiantes que han logrado sacar adelante, con una nota casi perfecta, las pruebas de acceso a la universidad a pesar de que la pandemia arrojó sobre estos jóvenes muchas preguntas sin respuesta durante los primeros meses de confinamiento. La dificultad de seguir las clases online en asignaturas eminentemente prácticas le hizo tomar sus propias iniciativas. “Busqué algunos profesores particulares online para reforzar algunas materias”, cuenta este chico joven, que asegura que su nota no es fruto de la suerte, sino más bien “de dedicarle muchas horas” a bachillerato.

Aún no muy consciente de que su nota no está al alcance de todos, Álex confiesa que siempre tuvo claro que quería estudiar Medicina. La humildad de este estudiante extraordinario también ha dejado ‘huella’ en sus padres, que están “muy contentos” del resultado de una prueba de fondo que no ha estado exenta de complejidad durante estos dos últimos años de estudios.

Hasta siete grados exigen más de un 13 en la primera adjudicación de la Universidad de Granada

Podría parecer impensable que un alumno con una nota casi perfecta pudiera encontrarse en lista de espera para acceder a la Universidad. Álex está a cuatro milésimas de adentrarse en la carrera de Medicina en la Universidad de Granada, el número seis en la lista de espera. “La próxima adjudicación sale el 4 de agosto, ahora mismo tengo reserva en Málaga y he confirmado que me mantengan en la lista de espera para Granada”, dice Álex. La realidad de muchos estudiantes es que, después de superar una larga etapa con nota sobresaliente, aún les queda una batalla que librar. Y esta no depende de ellos.

Este viernes se publicaba la primera adjudicación de plazas en las titulaciones de grado de toda Andalucía con un aumento en las solicitudes del 8,5%. En Granada se reflejaba un importante incremento en la demanda (2% más de solicitantes) y en las notas de corte de las titulaciones. Hasta siete grados exigen más de un 13 en esta primera criba: Medicina, Bioquímica, Biotecnología, Ingeniería Informática+Matemáticas, Matemáticas+Física, Odontología y Traducción de Inglés+Turismo.

Medicina, que es de las carreras más solicitadas en Granada y cuenta con 253 plazas de primero, escala hasta el 13,500 -el año pasado fue 13,140- con 7.479 solicitudes recibidas. Son solo siete de las 81 titulaciones las que se quedan con un 5 de nota de corte.

La primera -y ojalá la última- selectividad afectada por el Covid-19 ha dado luz a un hecho que asoma después del resultado de las calificaciones y que este año se percibe todavía más. Un momento crucial, a veces mágico y en ocasiones triste, para estudiantes brillantes con ilusiones de futuro que se quedan pendientes de un hilo en su nueva etapa universitaria.

ELA ELA