Aaron, el niño de cuatro años al que la Policía Local ha dejado sin palabras

policia local aplauso a los niños

Los niños han sido protagonistas de los aplausos de la policía este sábado

La hora del aplauso ya forma parte de las citas tradicionales de esta cuarentena. Los balcones y ventanas de Motril se abren de manera habitual a las ocho de la tarde en reconocimiento a los sanitarios y todas las personas que combaten, cara a cara, la lucha contra la pandemia del coronavirus. A esta iniciativa se ha sumado una nueva convocada a través de las redes sociales. En este caso, los protagonistas son los niños y niñas que viven confinados en sus casas a la espera de poder volver a salir a la calle a jugar. Este sábado han recibido el aplauso y cariño de la Policía Local.

Justo a las seis de la tarde, un desfile de agentes ha visitado el barrio de La Era para homenajear a los más pequeños y brindarles un mensaje de ánimo. “Venimos a daros las gracias por lo bien que os estáis portando estos días tan difíciles”, han dicho desde la megafonía. “Seguir haciendo caso a vuestros padres porque lo estáis haciendo muy bien”, ha sido el mensaje de uno de los agentes para más de una decena de niños que se agolpaban en las puertas de sus casas ante la sorprendente visita de la policía municipal.

Aaron, el héroe de cuatro años

Además, la Policía Local ha querido tener un gesto muy especial con uno de los niños. Aaron tiene cuatro años y había padecido una enfermedad delicada antes de que el coronavirus irrumpiera de manera drástica en su rutina diaria. Es un fanático de la Policía Local y estaba disfrutando de la escena junto a su familia porque la comitiva de vehículos con las sirenas encendidas se había puesto frente a su puerta.

“Hemos venido a saludar a nuestro amigo Aaron, que ha estado malito y lleva muchos días en casa y sabemos que es un guerrero más como nosotros”, han explicado los agentes municipales desde la megafonía. Pese a que las medidas de prevención han impedido a los policías dar un abrazo al pequeño, le han entregado un diploma con su nombre y una gorra de policía.

La cara de Aaron lo decía todo, no tenía palabras ante lo que estaba viviendo. Su madre no ha podido contener la emoción. Por su parte, la Policía Local ha querido trasladar su infinito agradecimiento por todas las muestras de apoyo que están recibiendo durante estos días por parte de la ciudadanía.

ELA ELA