Agentes de la Policía Nacional salvan la vida a una menor que estaba sufriendo una parada respiratoria

Inmediatamente la patrulla se dirigió a la habitación donde localizó a la víctima y, tras comprobar que presentaba evidentes síntomas de cianosis, la asistieron trasladándola en el vehículo policial hasta un centro sanitario

Agentes de la Policía Nacional han evitado en Motril (Granada) el fallecimiento de una menor que estaba sufriendo una parada respiratoria. La patrulla accedió a la habitación del hotel donde se encontraba la menor y observaron el estado cianótico en el que se encontraba, trasladándola inmediatamente en el vehículo policial hasta el hospital de Santa Ana de la localidad mientras mantenían las vías abiertas y controlaban sus constantes vitales. Al tiempo que agentes del CIMACC-091 avisaban a los facultativos quienes manifestaron posteriormente que la rapidez en el traslado policial habría evitado su fallecimiento. La joven quedó ingresada y ya se encuentra fuera de peligro.

Patrulla de la Policía Nacional alertada por una huésped en parada respiratoria 

Los hechos que motivaron la actuación policial sucedieron sobre las 05.40 horas del pasado día 23 de diciembre en un hotel situado en la costa de Motril, en Playa Granada, momento en el que una patrulla de la Policía Nacional prestaba servicio de prevención de la delincuencia y protección de la seguridad ciudadana, de paisano en un vehículo camuflado, cuando un vigilante de seguridad, que conocía a los agentes con ocasión de su actividad laboral, requirió su presencia informándoles que la hija de unos huéspedes se encontraba en parada respiratoria.

Debido a la situación de urgencia, los agentes ubicaron el vehículo lo más próximo al lugar concreto del suceso, llegando a circular por las calles peatonales del complejo y, una vez en la habitación, observaron a la menor tendida en la cama en parada respiratoria ycon evidentes síntomas de cianosis en el rostro y labios ante la imposibilidad de tomar aire. Al percatarse de la situación de extrema urgencia sanitaria y para evitar el tiempo de espera de la ambulancia que podría haber supuesto consecuencias irreversibles, decidieron trasladar a la joven en el vehículo policial, lo que llevaron a cabo junto con su madre, manteniendo durante el traslado las vías respiratorias abiertas, en un intento de facilitar la entrada de aire hacia los pulmones, al mismo tiempo que controlaban sus constantes vitales.

El traslado se realizó con los sistemas luminosos del vehículo policial activos haciendo uso igualmente del sistema acústico una vez en el recinto hospitalario para avisar de la inminente llegada de la paciente a los facultativos quienes, habían sido alertados por policías de la central CIMACC-091, previamente informados por los agentes intervinientes, sobre la inminente llegada de la joven y su situación.

Posteriormente, los policías contactaron con los facultativos para interesarse por el estado de salud de la paciente, quienes lesinformaron que se encontraba ingresada en el centro recibiendo el tratamiento y fuera de peligro, gracias al traslado inmediato que realizaron los policías, ya que la joven podría haber fallecido debido a la gravedad de su estado.

ELA ELA