“Ahora que parece que se acerca el final”, la carta del presidente de los chiringuitos de la Costa

francisco Trujillo presidente asociación chiringuitos costa tropical

"Lo único que podemos decir es: tranquilidad, háganlo bien, tomen las decisiones más acertadas, y cuando pueda ser, adelante"

Nos llega la carta de Francisco Trujillo, el presidente de la Asociación de Chiringuitos de la Costa Tropical que, bajo el paraguas de la prudencia y el sentido común, vislumbra el futuro turístico de la zona con esperanza. Así lo cuenta:

Los empresarios de las playas de la Costa Tropical de Granada queremos transmitir tranquilidad, no queda otra y es lo más sensato en estos momentos. Entre los empresarios, que estamos ansiosos por retomar la vuelta a nuestras playas y negocios, y las autoridades que no saben aún como hacerlo, lo único que podemos decir es: tranquilidad, háganlo bien, tomen las decisiones más acertadas, y cuando pueda ser, adelante. Estamos preparados.

En la Costa Tropical hay más de 75 kilómetros de playas, y salvo algunas calas, todas son muy amplias, largas y con mucha arena. ¿Acaso no creen que tenemos playas como para que se puedan guardar las medidas de seguridad en cuanto a las distancias sin ningún tipo de problema y sin masificaciones? Es cuestión de sentido común y responsabilidad.

En el caso de los chiringuitos, se trata de adaptar nuestros comedores y terrazas a las medidas que nos marquen, pero no convirtiéndolos en salas de espera de un hospital, sino haciendo de ellos espacios seguros al aire libre, agradables y gratos para cliente que viene a desconectar, relajarse y disfrutar.

De nosotros depende hacerlo bien, de nadie más. Lo prioritario es concienciar a la gente para que disfrute de las playas sin correr riesgos, simplemente con sentido común. Está claro que tendremos que extremar las medidas de higiene. Está claro que nuestro personal tendrá que ser muy cuidadoso y que nuestras cocinas y baños deberán ser ejemplo de pulcritud. Pero eso es una obligación que tenemos y debemos acatar con total tranquilidad porque es lo lógico y como debe ser.

En cuanto a la tan esperada desescalada, llegará cuando las autoridades, reunidas un día tras otro con los responsables de los diferentes estamentos gubernamentales y sanitarios, así lo decidan. Y por lógica, deberá hacerse de forma escalonada y por zonas. 

Canarias, Andalucía, Baleares… parecen ser por el momento las más aptas para ello en función de la afectación del coronavirus entre la población, pero, y eso lo tenemos muy claro, será cuando las autoridades sanitarias lo consideren oportuno y seguro, nunca antes, porque en la crisis que estamos viviendo, la seguridad y nuestra salud es un valor fundamental y principal.

Nosotros, los empresarios, haremos todo lo que nos marquen los protocolos, pero las autoridades y fuerzas de seguridad deberán ayudarnos a conseguirlo evitando un control restrictivo de los clientes, flexibilizando la extensión de nuestras terrazas y colaborando para que salir de esta situación sea lo más seguro, pero agradable e incluso rentable para todos.

Este virus no avisa ni perdona, de ahí que sea tan importante, yo diría que imprescindible, que podamos hacer los test de forma masiva para que comencemos a recobrar la normalidad con mayor tranquilidad y serenidad. Las autoridades sanitarias saben que esto es vital, esperamos que se hagan lo antes posible.

Para concluir, recordar que el sector turístico es la primera industria de nuestro país. Si no ponemos pronto a funcionar la maquinaria, a recuperar a nuestros trabajadores y ponernos a punto, será mucho más difícil superar este bache, probablemente imposible. Por lo tanto, hagámoslo con serenidad, con pasos cortos pero firmes y desde la unión entre el sector privado y las administraciones públicas. 

ELA ELA