Avalanchas de solidaridad para luchar contra el coronavirus en Motril

vecinos actos solidarios por coronavirus

La ciudad ha creado una red de actos solidarios para poder ayudar a frenar la propagación del coronavirus

La ciudad no cesa en el empeño de demostrar que ante una situación de incertidumbre como la provocada por el Covid-19, los pequeños gestos de solidaridad se hacen más grandes e importantes que nunca. Llegan desde todos los lugares y desde diferentes ámbitos de la sociedad motrileña, con la certeza de que frenar el virus es una misión de todos.

Con la ciudad prácticamente vacía y todos los negocios cerrados -salvo los de primera necesidad-, han sido muchas las personas que han decidido emplear su tiempo en casa para confeccionar mascarillas. La idea surgía ante la falta y escasez de este material de autoprotección en las farmacias de la localidad y prácticamente en todo el territorio.

La joven diseñadora de Ponte un lunar, María Toret, fue una de las primeras personas en ponerse en marcha. Con retales de tela sobrantes de los diseños de su taller comenzó esta semana a realizar mascarillas para sanitarios, reponedores, conductores y personal de los supermercados motrileños que no tenían acceso a ellas por el desabastecimiento general.

“Nos ofrecemos a hacer mascarillas para todos los que se están exponiendo estos días, no solo en hospitales y ambulatorios, sino en cualquier otro servicio”, decía María en un vídeo lanzado en las redes sociales de viva voz.

Días más tarde, y ante la abrumadora respuesta, la diseñadora pedía a sus seguidores más elástico para continuar haciendo mascarillas. Su teléfono no ha parado de echar humo y no tardaron en llegar los refuerzos. La mercería de La Dalia donaba 100 metros más de este material para poder seguir aportando un pequeño granito de arena en un momento tan complicado.

El movimiento solidario no ha hecho más que crecer. Uno de los ejemplos de esa generosidad infinita se ha dejado ver este viernes en la calle Río Darro, donde una comunidad entera de vecinos se ha organizado también para hacer mascarillas caseras que hoy han entregado a la Policía Local bajo un emotivo aplauso desde los balcones.

La organización de esta propuesta vecinal se ha desarrollado gracias a un grupo de WhatsApp, donde más de veinte personas se han puesto manos a la obra para paliar, de alguna forma, las consecuencias de esta crisis sanitaria. Además de mascarillas, los vecinos han confeccionado gorros para los centros de diálisis y que, ante la amenaza del coronavirus, tienen que extremar las precauciones.

También los agricultores de Carchuna y Calahonda se han sumado a la rueda de la solidaridad ayudando a desinfectar las calles del pueblo ofreciendo sus equipos de fumigación para pulverizar las vías con soluciones desinfectantes y agua a presión.

Agricultores de Carchuna y Calahonda

Han bastado menos de seis días para que Motril conforme una red de actos solidarios para poner toda su fuerza en ayudar a todos los que lo necesitan. Una cadena que no está dispuesta a parar, aunque sea desde casa.

Temas: Coronavirus.
ELA ELA