Borriquita y Gran Poder afianzan su hermanamiento con la celebración de su 30º aniversario

Ambas corporaciones señeras han organizado actos conmemorativos en conjunto para este fin de semana

Treinta años han pasado desde que la Hermandad de Nuestro Padre Jesús en su Triunfal Entrada en Jerusalén y Nuestra Señora del Rosario, junto a la Fervorosa Hermandad de Penitencia de Nuestro Padre Jesús del Gran Poder y María Santísima del Mayor Dolor ratificaran un lazo emocional indestructible.

El hermanamiento entre ambas corporaciones continúa estando más vivo que nunca y fruto de ello son los actos conmemorativos que se van a celebrar este fin de semana por el XXX aniversario de esta efeméride. Ambas hermandades señeras, la del Domingo de Ramos y la madrugá del Miércoles Santo, llegan a esta conmemoración “con ilusiones renovadas” tal y como apunta Juan José Sánchez, el recién elegido Hermano Mayor de la Hermandad de la Borriquita, en el que supone uno de sus primeros -y grandes actos- ostentando este cargo.

Los actos conmemorativos, que se iniciaron con el traslado de las imágenes de Nuestro Padre Jesús del Gran Poder y María Santísima del Mayor Dolor a la Iglesia Parroquial de la Encarnación la pasada semana, continúan este fin de semana con la celebración de la mesa redonda ‘Historias de un hermanamiento’ en la Iglesia de la Visitación, donde se espera la participación de reconocidos cofrades que estuvieron presentes y fueron testigos de este hecho trascendental para ambas corporaciones. Los actos continuarán el sábado, con una jornada de convivencia en el Salón Parroquial de San Antonio y concluirán el domingo con una solemne Eucaristía de hermanamiento muy especial.

ELA ELA