Detienen en Motril a un grupo dedicado al cultivo y elaboración de marihuana a gran escala

La operación Tarraco se ha saldado con tres detenidos de entre 45 y 49 años de edad

Agentes de la Policía Nacional de Motril han llevado a cabo la Operación Tarraco en la que han resultado detenidos dos varones y una mujer de entre 45 y 49 años de edad, todos ellos de nacionalidad española y afincados en Motril, como presuntos autores de delitos de tráfico de estupefacientes y defraudación de fluido eléctrico, al considerarles presuntos responsables del cultivo de 963 plantas de marihuana intervenidas en dos viviendas rústicas situadas en Motril. En los registros practicados se han localizado además 2.420 gramos de cogollos, 4700 euros en efectivo, una máquina de contar billetes, diversos útiles para la detección de billetes falsos y varias balanzas de precisión. 

La investigación se inició en el mes de septiembre de 2020 cuando agentes de la comisaría de Motril comenzaron las pesquisas sobre un grupo de españoles afincados en la ciudad, que estarían dedicándose de manera recurrente al cultivo y elaboración de importantes cantidades de marihuana. Las primeras informaciones apuntaban a la presencia de un varón interesado en el desarrollo de plantaciones de cannabis sativa por la comarca motrileña y sus alrededores. El desarrollo de la información, así como los dispositivos, vigilancias y seguimientos sobre esta persona, permitió a los agentes ir acumulando indicios relativos a su actividad y concretar los inmuebles en los que, en colaboración con otros, llevaría a cabo las actividades de cultivo y elaboración de cannabis sativa.

Finalmente, los agentes registraron las dos viviendas investigadas, situadas ambas en diferentes zonas rústicas de Motril, en las que desmantelaron y recolectaron las cinco plantaciones que albergaban. También comprobaron, con la colaboración de técnicos de ENDESA, como ambos inmuebles contaban con conexiones ilegales a la red de suministro eléctrico.

En la tercera planta de la vivienda utilizada por el principal investigado, el varón de 45 años, los agentes hallaron tres habitáculos acondicionados para el cultivo interesado, donde se incautaron de 65 esquejes de marihuana y 85 plantas en avanzado estado de floración. También intervinieron 1.700 gramos de cogollos en proceso de secado, una máquina de contar billetes y varias balanzas de precisión.

En la segunda vivienda registrada fueron detenidos los otros dos investigados, un varón de 45 años y su pareja de 49 tras localizar, en el sótano del domicilio un cultivo de interior con 646 plantas de marihuana en avanzado estado de floración, 167 esquejes de estas plantas y 720 gramos de cogollos, estos últimos en una habitación adaptada como secadero; así como 4.700 euros en el interior de un arcón situado en una de las habitaciones de la casa. Además, en un invernadero situado en el exterior de la vivienda se intervinieron 167 plantas más.

ELA ELA