Dimite el delegado de Educación tras la polémica con los colegios rurales

colegios rurales

El delegado de Educación, Deporte, Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación de la Junta en Granada, Antonio Jesús Castillo, ha presentado este viernes su dimisión argumentando "motivos personales"

Antonio Jesús Castillo, delegado de Educación, Deporte, Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación en Granada, ha presentado este viernes su dimisión al consejero de Educación y Deporte, Javier Imbroda.

Pese a que en su escueto comunicado ha alegado “motivos personales”, el ya antiguo responsable de la Delegación ha dimitido un día después de la manifestación en Granada contra la posible supresión de los cursos de primero y segundo de ESO en 51 colegios de la provincia. Una medida que podría “afectar a 100 niños de Motril, Carchuna y Calahonda”, según ha denunciado esta mañana el vocal del PSOE en la Entidad Local Autónoma, Juan Alberto Ferrer.

En su primer comunicado, lanzado el pasado 14 de enero, Castillo afirmaba de manera rotunda que no se iba a cerrar “ni un sólo colegio rural en la provincia de Granada” y que la reorganización de centros la abordaría desde el “diálogo y consenso”, pero la lluvia de críticas de las asociaciones de padres y madres, colectivos docentes y sindicatos no se hizo esperar pese a que en ese mismo comunicado subrayaba que las medidas no serían precipitadas “ni contra la comunidad educativa”.

En este sentido, ante la incertidumbre que viven los colegios de la zona como el centro educativo Pablo Ruiz Picasso de Varadero o el Sacratif y Virgen del Mar de los pueblos del Llano, el concejal socialista en el Ayuntamiento de Motril, Francisco Ruiz, ha anunciado que el PSOE llevará mociones en defensa de estos colegios donde se imparten primero y segundo de la ESO. Para Ruiz, esta iniciativa perjudica “gravemente” a muchas familias, “que tendrán que llevar a sus hijos a institutos de Motril, desplazándose varios kilómetros todos los días”

Por su parte, la presidenta de la Entidad Autónoma de Carchuna y Calahonda, Concepción Abarca, ha defendido tajantemente la situación que viven los colegios de la zona ante esta posible reorganización educativa. “Voy a defender siempre, esté quién esté en el Gobierno, que no se mueva ningún niño de mi pueblo”, ha afirmado para este medio de comunicación.

Abarca ha señalado que por encima de todo están “los intereses de Carchuna y Calahonda”, y que no solo está en contra de esa reorganización educativa, sino que defiende que los niños que actualmente solo hacen primero y segundo de la ESO en el Llano deberían estudiar también tercero y cuarto, “y no tener que irse a otro sitio que no sea el pueblo donde viven”, ha subrayado de manera contundente.

En rueda de prensa, el PSOE ha denunciado la “falta de transparencia, de información y de consenso” en decisiones de gran calado. “Obligar a las niñas y niños de Varadero, Carchuna y Calahonda a realizar a diario decenas de kilómetros para recibir educación pública es un gran error que perjudica su futuro”, ha comentado el concejal en el Ayuntamiento de Motril, Francisco Ruiz.

Ante este hecho, propondrán “diálogo y consenso” con el Ayuntamiento, la ELA y los propios centros educativos, además de las AMPAS, con la intención de evitar el desmantelamiento de estos tres centros educativos.

Temas: Educación.
ELA ELA