El Ayuntamiento estudia la sanción para el chiringuito de Motril tras el polémico vídeo viral

El establecimiento se defiende e insiste en que se han cumplido las normas establecidas por Sanidad

Las diversas grabaciones que se han hecho virales durante este fin de semana de una de las discotecas de moda de Playa Granada no han dejado a nadie indiferente. Los vídeos, donde se apreciaba una aglomeración de jóvenes en la pista del local sin respetar la distancia de seguridad y a varios camareros sin mascarilla, han sido objeto de numerosas críticas en redes sociales. El Ayuntamiento estudia ahora la sanción que interpondrá a este chiringuito que, además, no tiene licencia de pub, sino de restaurante con música ambiente.

La indignación ha sido tal que el vídeo ha llegado a la cabecera de numerosos informativos nacionales y autonómicos, coincidiendo con la propuesta del presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, para extender el uso obligatorio de mascarilla tanto en espacios abiertos como cerrados a partir de este miércoles, a raíz de los repuntes que especialmente se estaban notificando en la provincia de Granada. Hace unas semanas también se daba la voz de alarma en Motril, con un rebrote de ocho casos de coronavirus.

“No vamos a permitir que esto se vuelva a repetir”

Cuando el Ayuntamiento de Motril tuvo conocimiento de los vídeos que estaban circulando por la red sobre este local, comenzó a estudiar el inicio de un expediente sancionador que podría ser constitutivo de infracción grave, tipificado en el artículo 22.1.b de la Ley 13/1999 de Espectáculos Públicos y Actividades Recreativas, debido al presunto incumplimiento de su actividad como establecimiento de hostelería, en el que no se permite a este local ejercer como discoteca al aire libre con música, baile y actuaciones musicales con disc-jockeys y la Orden de 19 de junio de 2020, por la que se adoptan medidas preventivas de salud pública en Andalucía para hacer frente a la crisis sanitaria ocasionada por el coronavirus.

Según ha defendido María Ángeles Escámez, teniente de alcalde de Seguridad Ciudadana, “es inadmisible este tipo de comportamientos que, además de poner en juego la salud de muchas personas, dañan la imagen turística de la ciudad”. En este sentido, la responsable de Seguridad ha añadido que no van a permitir que se vuelvan a repetir esas imágenes y que aplicarán la norma “con determinación”.

El chiringuito se defiende

En el comunicado que han hecho oficial, el local ha querido dejar claro que se han cumplido las normas basadas en las decisiones del Ministerio de Sanidad. Entre ellas, insisten en que “cada vez que un cliente entra en el establecimiento debe esperar a que el personal le asigne una mesa concreta, acompañándolo y asegurando que ocupa ese lugar”.

Por su parte, el chiringuito defiende que es posible que en algunos momentos, muchos de sus clientes, “bajo su propia responsabilidad, deciden no cumplir con las normas, abandonando su zona asignada”. En ese caso, señalan que el personal de seguridad ha llegado a invitar al cliente a abandonar el local. Manifiestan que “cumplen con las normativas de seguridad e higiene para el bienestar de los clientes” en una situación “difícil”, tal y como han calificado.

“Nuestra pena es que, detrás de un esfuerzo inmenso por parte de nuestro equipo, en ciertas ocasiones, hay clientes irresponsables que incumplen la normativa, dañando nuestra imagen y poniendo en peligro nuestra salud y la del resto de clientes”, han lamentado.

ELA ELA