El Ayuntamiento refuerza su operativo de limpieza y baldeo con nueve trabajadores más

refuerzo área de limpieza Motril

García Chamorro asume las deficiencias en la limpieza urbana y conforma una plantilla con siete equipos de baldeo y agua a presión que estarán trabajando durante el día y la noche

El gobierno local ha reforzado e intensificado las labores de limpieza en el casco urbano y anejos de Motril. Una prioridad acrecentada desde que concluyó el estado de alarma “y que ha llevado al equipo de gobierno a actuar de manera coordinada, eficaz y al unísono”, tal y como ha destacado hoy la alcaldesa de Motril, Luisa García Chamorro, durante la presentación del nuevo contingente de trabajadores que se suma a los equipos de limpieza municipales y que va a suponer, según la regidora municipal, “una mejora evidente” de las labores tanto de barrido manual como del necesario baldeo diario que se lleva a cabo por toda la ciudad.

En concreto, la alcaldesa ha señalado que “una vez que se detecta que hay un problema hay que reconocer que existe, además de darles solución dentro de nuestras competencias y capacidad económica”, en referencia a las deficiencias en la limpieza urbana: “notamos que, después de confinamiento, se había producido un bajón; algo que analizamos rápidamente con los responsables de limpieza quienes adujeron un número importante de bajas que el propio servicio no podía soportar”, explica García Chamorro, explicando que –de hecho- muchas zonas de la ciudad no podían limpiarse con la frecuencia debida. “Pero responder ante este problema ha sido un ejemplo de la unidad del gobierno local, porque hemos actuado todos a una y no sólo la del área que dirige Jesús Jiménez, sino de la de Seguridad porque la propia teniente de alcalde María Ángeles Escámez ha hecho posible que se destine uno de los vehículos de bomberos a la labor de baldeo, para complementar y apoyar los medios con los que ya se cuenta”.

Un vehículo de bomberos para llegar a todas las zonas de Motril

De hecho, García Chamorro anuncia que la intensificación de la limpieza urbana que ya se ha iniciado se realizará combinando tanto el barrido de las vías y espacios como su baldeo, acto seguido, bien utilizando las bocas de riego allá donde existan y, donde no, con el vehículo de bomberos. Todo ello sumado al equipo de Fomento que opera en la ciudad y el de retirada de chicles y manchas que está dando tan buenos resultados, según indica la primera edil quien ha vuelto a apelar a la conciencia y colaboración ciudadana para erradicar el problema de los enseres arrojados junto a contenedores o en plena calle: “por culpa de los comportamientos incívicos se origina un auténtico problema a la ciudad”.

Siete equipos

El concejal de Limpieza, Jesús Jiménez, explicaba que la idea fundamental de las nuevas incorporaciones de trabajadores, resultado del proceso de selección recientemente concluso, es que “durante todo el día, mañana y noche, haya siete equipos de baldeo y agua a presión en Motril; con la ayuda de la empresa Fomento y recursos propios del ayuntamiento”. Jiménez se ha mostrado agradecido con la confianza recibida de la propia alcaldesa para reforzar el área, así como de la conjunción de esfuerzos de todo el gobierno local para ayudarse mutuamente en la resolución de problemas.

En este sentido, el teniente de alcalde de Urbanismo y Medio Ambiente, Antonio Escámez, ha declarado que una de las mejores medidas adoptadas por el gobierno local es, precisamente, la limpieza: “es un paso importante para llegar a todos los sitios, somos responsables y muy conscientes de que tenemos que actuar con firmeza”. Escámez ha alabado las medidas y reestructuraciones realizadas por el responsable de Limpieza en su propia área “porque para conseguir resultados hay que tomar decisiones valientes y yo estoy convencido de que los cambios harán que todo funciones mucho mejor”. El teniente de alcalde incide en la importancia de la unidad del gobierno local para afrontar problemas y resolverlos: “sin duda habrá pasos relevantes que dar en el futuro, pero hoy ya damos uno que permitirá llegar a todos los puntos de Motril y que la gente visualice el trabajo de limpieza en sus calles”.

También se pronunció la teniente de alcalde de Mantenimiento y Educación, Débora Juárez, para quien los nueve trabajadores incorporados “serán un refuerzo muy importante”. Juárez aseguró que la apertura de los centros escolares, en septiembre, llegará con una apuesta por la limpieza, higiene y desinfección sin precedentes: “hemos actuado al unísono desde las dos áreas, Limpieza y Educación, porque somos muy conscientes de que hay que actuar de manera decidida y firme”, declaró.

ELA ELA