El comercio de Motril comienza a visibilizarse en las redes sociales

María Arraez comercio de Motril

Una cuenta impulsada por María Arraez quiere visibilizar los negocios locales y concienciar sobre su importancia

No es ningún secreto que la crisis del Covid-19 supondrá un coste económico y social sin precedentes que aún hoy es muy difícil de cuantificar. Pese a que se desconocen cuántos empleos se han destruido desde la declaración del estado de alarma en la ciudad, el impacto en el comercio motrileño es evidente. El cierre de los establecimientos de hostelería o los pocos alojamientos turísticos de la zona son dos de los sectores más afectados.

El tejido empresarial de Motril, que descansa sobre los pequeños negocios locales y los autónomos, lleva demandando a gritos un revulsivo para impulsar las compras y dinamizar el comercio de la zona desde hace años. Una reivindicación que nacía mucho antes de que el coronavirus irrumpiera de forma contundente en sus vidas. Con el estallido de la emergencia sanitaria, la suspensión de un gran número de actividades y la pérdida de poder adquisitivo por el desplome del empleo y la coyuntura económica, los comerciantes se replantean todavía más la situación y buscan vías alternativas para paliar el impacto económico de la pandemia. Así nacía ‘María Arraez recomienda’, una de las iniciativas motrileñas más punteras y digitales que tiene el objetivo de unir a todo el comercio motrileño y visibilizarlo a través de las redes sociales.

En esta cuenta de Instagram están participando empresas de todo tipo para concienciar de la importancia de los negocios locales. “Esta campaña tiene que servir para que los ciudadanos entiendan nuestro trabajo y ahora, más que nunca, hagan sus compras en la ciudad”, dice María Arráez, la impulsora de esta campaña que además es vicepresidenta de EMAS, la asociación de mujeres empresarias.

Desde esta plataforma se están llevando a cabo charlas en directo. La última está prevista para este martes 21 de abril y estará protagonizada por la alcaldesa de Motril, Luisa García Chamorro. Además de ofrecer estos eventos online desde casa, esta cuenta de promoción de los negocios de Motril emplea todos sus medios y recursos en promocionar los productos y marcas de la zona. “No llegamos a ver la importancia de que una tienda esté siempre abierta al lado de casa”, puntualiza María, que está convencida de que una crisis así debe “unir” al sector y “hacerlo más fuerte que nunca”.

Son más de cien empresas las que ya se han sumado a esta idea emprendedora, a la que se le quiere dar forma de comercio virtual cuando acabe el confinamiento y los ciudadanos puedan salir de casa. “El pequeño comercio tiene que actualizarse”, señala la vicepresidenta de EMAS. El coronavirus ha puesto a prueba a todo el grueso de empresarios de la Costa y ha evidenciado sus carencias. “A pesar de lo que está ocurriendo, la gente sigue comprando en Internet y nosotros también tenemos que estar ahí”, afirma esta emprendedora motrileña.

Posiblemente, esta sea la semilla de un nuevo comienzo. El comercio motrileño se enfrenta a un gran reto. Por delante, la supervivencia. Y en otro orden de cosas, y no por ello menos importante, la modernización y el uso de las nuevas tecnologías.

ELA ELA