“El PSOE se lo ha puesto muy fácil al nuevo equipo liderado por García Chamorro”

Flor Almón

La líder socialista subraya que el anterior equipo de Gobierno dejó "las arcas saneadas y un Ayuntamiento con superávit"

Cuando era niña escalaba un pequeño muro para pregonar desde las alturas y a viva voz un “queridos vecinos, os habla vuestra alcaldesa”. Por aquel entonces, Flor Almón no hubiera imaginado que esa imagen familiar -que su padre siempre recordaba con exactitud a los periodistas- se haría realidad unos años después. Ha sido parlamentaria andaluza, concejal, alcaldesa y, ahora, lidera la oposición como portavoz socialista de Motril. De todo puede hablar largo y tendido y, además, extrayendo la parte positiva. “Si algo he aprendido es que la vida son dos días y quiero dejar un recuerdo bonito de mi allá donde vaya”, explica.

Su ruta no ha variado mucho a pesar del cambio de color en la Administración local después de las últimas elecciones. “Voy a seguir haciendo cosas por mi pueblo porque me siento orgullosa de todo lo que veo y mi deseo es sumar y ponerle en órbita”. Preguntada sobre la gestión municipal de este último año, Almón ha defendido que el PSOE se lo ha puesto “muy fácil” al nuevo equipo comandado por García Chamorro. “Hemos dejado las arcas saneadas y con un superávit que no se veía desde hace veinte años”, ha señalado, para añadir que “es normal que la alcaldesa inaugure los proyectos que se iniciaron con un gobierno socialista, lo que no es normal es que su rueda de venta personal a los medios nunca pare”.

La líder socialista ha sido, precisamente, muy crítica estas últimas semanas con la falta de limpieza de la ciudad. Una línea estratégica que muchos ciudadanos no terminaban de entender, puesto que durante los cuatro años anteriores había sido su gestión la que se había puesto en entredicho. “Nosotros no criticamos la suciedad, hemos lamentado la oposición tan dañina que hizo García Chamorro sobre la limpieza de Motril desde la primera semana que entramos a este Ayuntamiento para ahora tener una ciudad igual o más sucia que antes”, ha sostenido.

“El primer colectivo que debería estar trabajando en las playas de Motril es el de Protección Civil”

Entre esas apelaciones a la gestión municipal en este primer año de mandato, Almón ha manifestado su disconformidad con otro de los temas del momento. Los 86 puestos de trabajo como vigilantes de las playas siguen dando que hablar y han sido objeto de numerosas criticas por parte de casi todos los grupos de la oposición.

“No nos proporcionan ningún tipo de información sobre el proceso de selección en una contratación que es pública”, ha denunciado. En este sentido, Almón cree que el Ayuntamiento podría haber intercedido para que Protección Civil estuviera dentro de esos contratos de trabajo para el verano. “El primer colectivo que debería estar trabajando en las playas de Motril es el de Protección Civil, no tengo ninguna duda”, ha dicho Almón. Primero, argumenta la socialista, “porque se lo han merecido y han puesto su vida en riesgo durante todos los meses de confinamiento”. Y en segundo lugar, “porque tienen experiencia suficiente para tratar con la gente y el virus”.

“Tendrían que haber contado con cabezas de familia que han perdido su trabajo o que tienen una necesidad económica importante y, por supuesto, que fuesen de Motril”, comenta Almón. La exregidora ha sostenido que “lo único que se sabe de esas contrataciones es que, en su mayoría, son familiares o personas muy directas de altos cargos del Partido Popular”.

PMÁS, su socio preferente

A Flor le sigue gustando la política municipal precisamente porque le da la oportunidad de estar “más cerca de la gente”. “Realmente sigo haciendo lo mismo que hace cuatro años, me gusta estar al lado de los vecinos, pero ahora siento que es más sencillo porque conozco a más personas y sé a quien dirigirme cuando hay problemas”, se sincera.

Ese lado humano, el que busca el contacto, el que invita a compartir una conversación fuera de los corsés más políticos no es tan habitual. Un hecho que comparte, en esencia, con su anterior socio de Gobierno, Antonio Escámez. “Con Antonio me une un lazo más fuerte, estos pasados cuatro años me han regalado muchos amigos dentro y fuera de la política y él es uno de ellos”.

Hasta con los socios, como en el caso de PMÁS, se han llegado a producir roces. Almón cree que hasta esas discusiones han sido “desde el lado más humano, nunca desde el político”. Cuenta que el entendimiento entre ambos partidos sigue siendo “muy bueno” y que a pesar de todas las limitaciones, entre ellas, el no contar con un presupuesto durante su mandato, “se han llegado a hacer muchas cosas por Motril”. “Sacar adelante los planes EDUSI, sanear las arcas municipales y la consecución de obras históricas como la calle Ancha o el Polígono El Vadillo”, enumera Almón.

¿Dónde está la mirada de Flor?, pregunta este periódico. “En el mismo sitio, en Motril”, responde ella. Su deseo es que nadie le robe la ilusión para seguir “peleando” las batallas por un Motril que considera “muy suyo”, siempre desde la generosidad. “Quiero ser la próxima alcaldesa de Motril, ahora tengo el conocimiento y la experiencia para conseguir hacer de mi ciudad, un lugar todavía mejor”, concluye.

ELA ELA