El PSOE traslada a la alcaldesa las quejas ciudadanas por el retraso en las obras del Colegio de San Antonio

Ruiz indica que solamente hay tres personas trabajando en esta actuación

El PSOE de Motril ha preguntado a la alcaldesa por qué se han ralentizado las obras de las pistas deportivas del Colegio público San Antonio hasta el punto de que hace bastantes jornadas en las que únicamente trabajan tres personas construyendo una rampa. El concejal socialista Francisco Ruiz Jiménez se ha hecho eco de la preocupación de padres y madres de alumnos del centro, “que temen que se eternice esta actuación y no puedan realizar actividades al aire libre en lo que queda de curso”.

Ruiz ha reclamado a Luisa García Chamorro mayor diligencia a la hora de gestionar, “para que no todo sean titulares y fotos”, y le ha pedido que aclare si el Ayuntamiento ha realizado alguna gestión exigiendo a la Junta de Andalucía “que dedique el personal necesario a la obra y se aceleren los trabajos de esta actuación tan importante para el centro educativo y para el barrio de San Antonio”.

“La alcaldesa vino en febrero a hacerse las fotos, a grabar un vídeo con el dron que compró para Alcaldía con el dinero de todos los motrileños, 1.200 euros nada menos, y a decir que las obras avanzaban a buen ritmo, pero, una vez más, recordamos que está condenada por el Tribunal Supremo por mentir, no es verdad. Aquí solamente hay tres personas desde hace unas semanas trabajando en uno de los accesos. El resto está parado. Basta con darse una vuelta para comprobarlo”, ha advertido el edil del PSOE

“La rehabilitación de este espacio y el  muro perimetral del Colegio Público San Antonio es una actuación que, sin duda, demanda más personal trabajando para que no se eternice su plazo de ejecución, y para que los niños y niñas del centro puedan hacer deporte y tener espacio al aire libre en los recreos, algo muy necesario en esta situación de pandemia”, ha afirmado Ruiz, que ha concluido recordando que hay otras obras del Ayuntamiento y de la Junta “que corren el peligro de eternizarse también si no se es más diligente”.

ELA ELA