Inmaculada Torres: “en el proyecto de AFAMMER llevo embarcada casi 20 años”

Inmaculada Torres

Fue una de las propulsoras para constituir AFAMMER en la provincia de Granada

Durante la larga trayectoria al frente de AFAMMER Granada intentó hacer prender “la llama” para el nacimiento de un movimiento que reivindicara el papel de la mujer rural y le diera visibilidad. No cesó en su empeño por lograrlo porque se sentía plenamente identificada con la causa. Existía -y existe- un heroísmo secreto entre esas mujeres, un trabajo que no se valora y se hace invisible y la necesidad latente de reivindicar sus derechos y ofrecer a esas mujeres más oportunidades para romper sus propias barreras. Lo único que ha cambiado para Inmaculada Torres ahora que acaba de tomar las riendas de AFAMMER en Andalucía es el ritmo. “Más trabajo, más ritmo, esa es la única forma de que las cosas sigan saliendo adelante”, cuenta para este medio.

Aún hay tiempo, dice Inmaculada Torres, que también es teniente de alcalde de Participación Ciudadana y Acción Social en el Ayuntamiento de Motril. “Si lo buscas, lo encuentras”, comenta entre risas esta mujer que lleva desde el año 2002 embarcada en este proyecto que define como “apasionante” y del que vive enamorada casi tanto como el primer día que conoció la misión de esta organización pionera en España.

“Cuando constituimos AFAMMER en Granada no había prácticamente nada. Yo misma sentía que había un vacío muy grande, mi mundo era mi casa y mis hijos”, cuenta de aquellos inicios. Cuando decidió impulsar la creación de una asociación lo hizo con el convencimiento de que las mujeres debían dejar de ser invisibles y descubrió aquella iniciativa de Carmen Quintanilla, fundadora y actual presidenta de AFAMMER. Un hecho que permitió a Torres incorporarse a un proyecto de calado para llevar la voz de las mujeres a todos los foros posibles.

Primero asumió la presidencia de la provincia y trabajó codo con codo con la directiva nacional. Inmaculada Torres es una mujer de distancia corta, convencida de que el asociacionismo es una herramienta muy útil para fortalecer la participación social en todos los ámbitos. Le gusta y mentiría si dice que no es su vocación real. Ahora, al frente de AFAMMER en Andalucía, su reto no ha cambiado, pero sí que ha crecido. Se ha hecho más grande, se ha expandido.

“Vamos a continuar con la formación para mujeres y seguiremos ofreciendo propuestas y analizando de qué formas podemos hacer más visible a la mujer rural, ese es mi principal compromiso”, subraya Inmaculada Torres, que se ha rodeado de un equipo de mujeres “valiosísimas” para afrontar esta etapa. Málaga, Almería, Cádiz o Jaén son algunas de las provincias que estarán representadas en esta nueva directiva andaluza. Rita Mateos, anterior presidenta de AFAMMER en Andalucía, también estará en este nuevo equipo y, además, junto a la presidenta trabajará otra motrileña, Mª Carmen Álvarez. En su conjunto, AFAMMER Andalucía “saca pecho” gracias a la implicación y el compromiso de la directiva, que se prepara desde hace meses para empezar a rodar.

La pandemia ha tumbado por completo muchas de las ideas y proyectos que estaban sobre la mesa. “Me niego a esperar a que pase todo esto para retomar los talleres y las actividades”, señala Inmaculada Torres, que cuenta que siempre hay que buscar alternativas para seguir llegando a la gente y ofrecerles salidas. “Me satisface ver que los cursos de formación que nos han ido pidiendo han salido adelante, ahora hay personas que se han formado para trabajar en residencias, como animadores socio-culturales o incluso en cocina”, destaca.

“Donde nos pidan y nos necesiten vamos a estar”, sentencia. “No solo para ofrecer salidas laborales, sino para sacar lo mejor de cada persona allí donde vayamos”, dice refiriéndose a los talleres que se ponen en marcha para desconectar o servir de expansión a muchas mujeres.

ELA ELA