IU-Equo reclama ayudas económicas directas a las familias para la compra de material escolar

Propone que el Ayuntamiento ponga en marcha una convocatoria de ayudas económicas a familias motrileñas con niños y niñas en edad escolar para contribuir a afrontar el importante desembolso económico que es necesario realizar para la adquisición de los materiales que se solicitan en su vuelta a las aulas

La propuesta de IU-Equo pretende hacer más llevadera la vuelta a las aulas de los hijos e hijas de muchas familias trabajadoras motrileñas que por su nivel de renta tienen verdaderas dificultades para hacer frente a los cuantiosos gastos que les supone la adquisición del material necesario para afrontar el desarrollo del curso escolar.

La portavoz de IU-Equo, Inma Omiste, ha informado de que tal y como se plantea, la medida tiene un doble objetivo, por un lado el “apoyo a las familias trabajadoras” con menores niveles de renta y, por otro, también al comercio local, ya que las ayudas se harían efectivas en dichos establecimientos para la adquisición de artículos de papelería, material informático fungible, mochilas escolares y otros recursos y materiales didácticos que se hayan podido reclamar a los estudiantes en el inicio del curso escolar.

Desde IU-Equo se considera que el Ayuntamiento de Motril tiene una situación económica saneada que le debe permitir establecer una dotación presupuestaria adecuada para hacer efectivas estas ayudas en un momento como el actual en el que la carestía de la vida y los insuficientes salarios complican enormemente las economía familiares, especialmente en el caso de las familias trabajadoras.

En otras circunstancias desde el Ayuntamiento de Motril se han articulado y puesto en marcha diferentes medidas de apoyo directo a distintos colectivos, como al sector del comercio local y al de la hostelería para hacer frente a situaciones desfavorables.

Además, el presupuesto municipal contempla importantes cantidades económicas para otorgar ayudas directas a través de subvenciones para la realización de eventos culturales, para las Agrupaciones de Cofradías y Hermandades, para Asociaciones benéficas, de Comercio o deportivas e, incluso, para la Escuela de Tauromaquía. En el vigente presupuesto municipal se prevé destinar 165.000 euros para el fomento de actividades de varios ámbitos que redunden en el “interés municipal y vecinal”.

Sería difícil de entender y justificar la negativa del gobierno local de articular esta línea de ayudas, teniendo en cuenta que el Ayuntamiento ha gastado 28 mil euros para obtener la Q de calidad de las playas de Motril,–que lejos de garantizar el buen estado de las playas se reduce a una bandera que la alcaldesa ondea a su antojo para acallar las críticas que ha recibido por el deficiente estado de las playas– y 16 mil euros en la promoción del concierto de Plácido Domingo que, finalmente, no se llevó a cabo por problemas en la tramitación de la contratación, ha declarado la portavoz de la formación de izquierdas.

Si el Ayuntamiento puede malgastar 44 mil euros en actuaciones frustradas que no han supuesto ningún beneficio para la ciudad ni para sus vecinos, cómo no va a poder destinar una cantidad similar para ayudar a muchas familias motrileñas con la educación de sus hijos y de sus hijas y contribuir, de este modo a hacer efectivo el ejercicio al derecho a la educación en igualdad de condiciones, se ha preguntado su portavoz municipal, Inma Omiste, que ha sostenido que “en estos momentos, les corresponde a las familias trabajadoras ser las destinatarias de las ayudas económicas necesarias”  por parte de la Administración municipal.

A pesar de que al inicio del pasado curso escolar su Grupo municipal presentó una moción al pleno de la Corporación proponiendo una línea de ayudas económicas para las familias desfavorecidas que el gobierno local acabó enterrando mediante la solicitud de diferentes informes de carácter técnico que desvirtuaron la propuesta para que no se llevara finalmente a cabo, su portavoz ha afirmado que desde IU-Equo se quiere confiar en la sensibilidad social de la alcaldesa, por lo que esperan que asuma esta propuesta que consideran “razonable, oportuna y técnica y presupuestariamente viable”.

La alcaldesa, que justificó la austeridad de la programación de la Feria de Motril, entre otros motivos, por el respeto y la solidaridad con las familias con menos recursos económicos, tiene ahora la ocasión para demostrar la sinceridad de su actuación: “haga historia de verdad y ponga al Ayuntamiento de Motril al servicio de sus vecinos y vecinas, de las familias trabajadoras y del interés general”, le ha pedido Inma Omiste.

Desde IU-Equo se emplaza al gobierno local a que. por parte de los servicios técnicos, se elaboren las correspondientes bases reguladoras de las ayudas, que establezcan el procedimiento de solicitud, los requisitos de los beneficiarios, la cuantía de la ayuda, el crédito máximo disponible para dedicar a estas ayudas así como los criterios de selección de los solicitantes, en su caso.

ELA ELA