Jabandback: “Motril tiene mucho que andar todavía para la gente joven”

Jackandback rapero motrileño

Carlos Sánchez, más conocido como Jabandback, habla sobre sus inicios como rapero en Motril y sobre cómo este género urbano está evolucionando dejando a un lado clichés y prejuicios

Carlos Sánchez, más conocido como Jabandback, pertenece a esa generación de jóvenes que crecieron escuchando a grandes referentes del rap nacional como SFDK, Tote King o Violadores del Verso. Este artista motrileño no tardó mucho en engancharse a un estilo que ha cogido peso y prestigio a lo largo de estos últimos años, realizando varios trabajos desde que empezara en este género musical que domina sobradamente. Jabandback está en boca de muchos artistas del gremio y no es casualidad: domina la técnica y es capaz de improvisar letras y rimas a la velocidad de un rayo. Su particular estilo a la hora de expresarse le han valido para hacerse hueco en un mundo que, como él mismo nos explica, ha dejado de lado los clichés y estereotipos gracias a cómo avanza la industria de este género en auge.

Atrás quedan temas sonados como ‘Salí del barrio’, con un videoclip rodado en una de las zonas más humildes de Motril y que sacaba brillo a la frase ‘esfuerzo y sudor’, el lema de los chavales que tienen que “currárselo” para salir adelante. Quizás ese ha sido el eslogan que siempre ha acompañado a este joven de 26 años que comenzó a hacer rap “cuando no tenía ni dientes”, actuando en el único local que le daba la oportunidad a la gente de entonces -y de ahora- de mostrar arte en todas sus variantes, Ágora Café. Esta cafetería empeñada en mostrar otras ‘movidas’ permitió que, muchos jóvenes como él, encontraran su sitio en el mundo en ese pequeño e íntimo escenario de la plaza Gloria Alta de Motril. Allí, Jabandback entró en contacto con el hip-hop y plantó su semilla en un mundo en el que aún le quedaba todo por hacer.

El confinamiento no ha hecho que este rapero quite el pie del acelerador, aunque confiesa que algunos de sus proyectos, como el lanzamiento de su disco ‘Antígona’, se han visto afectados por el Covid. “Hoy por hoy, vivir de la música es muy complicado y si surgen problemas como este, que disminuyen los eventos y las posibilidades de mostrar a un público nuevo tu música, todo se dificulta aún más”, cuenta. Pero al hablar de su carrera o de sus proyectos más próximos, la hoja de ruta no se queda en blanco. Jabandback tiene en la libreta un arsenal de ideas, entre ellas algunas muy personales, como el proyecto ‘Almil’, un trabajo de corte más local que quiere poner en el mapa el nombre de Motril. “Quiero tratar temas de la zona y de mi día a día, de mi barrio y de la tradición de esta ciudad de azúcar y campo”, subraya.

No es extraño ni casual que este artista local empiece a plantearse temas que afectan a su ámbito más cercano. “Motril tiene mucho que andar todavía para la gente joven”, expresa en esta entrevista sobre la falta de alternativas que una ciudad como esta ofrece para un público con sed de vivir. No es extraño que estos artistas quieran, parafraseando al autor, ‘salir del barrio’ y buscar escenarios nuevos donde divertirse. Sin embargo, este rapero se resiste, no quiere renunciar a la raíz, aunque insiste en que faltan lugares y espacios para salir a contar y a hacer cosas. Por eso guarda un buen recuerdo de aquellos fieles que, desde el principio, le han permitido hacer música de manera incuestionable, confiando en nuevos artistas que vienen con ganas de demostrar que la música es arte, letra y poesía.

ELA ELA