Juan Alberto Ferrer: “el silencio es muy significativo con el campo en pie de guerra”

Juan Alberto Ferrer

El vocal del PSOE en la ELA considera que la agricultura vive una situación muy difícil que requiere "implicación por parte de las administraciones"

El sector agrícola está indignado por la grave crisis de precios de los productos agrarios. “La agricultura está viviendo una situación muy difícil y que nos afecta directamente”, dice Juan Alberto Ferrer, vocal del PSOE en la Entidad Local Autónoma (ELA) de Carchuna y Calahonda y uno de los centenares de manifestantes que ayer se desplazaron en caravana hasta el puerto de Almería. Así lo hicieron trabajadores de todas las comunidades que denuncian que los costes de producción son mucho mayores que sus beneficios.

Los bajos precios y la falta de ayudas han originado una situación muy difícil que requiere “implicación por parte de las administraciones”, ha señalado Ferrer. Este joven, que se desenvuelve como pez en el agua en la política municipal desde hace años, lleva toda una vida ligado al campo. “La gente se revoluciona por su pan y es algo normal, la participación de la sociedad en las movilizaciones es fundamental para conseguir que nos escuchen”, ha asegurado.

Los agricultores que sufren los precios de venta, que actualmente están muy por debajo de lo esperado, también se enfrentan a los problemas de distribución y a la entrada sin control de productos de terceros países.

En este sentido, el vocal del PSOE de la ELA ha mostrado su “respeto” ante un sector que conoce “al dedillo” y que solo pide unas condiciones dignas de trabajo. “Tenemos que estar ahí para defender el campo de los grandes oligopolios. Hay muchísimas familias que viven de la agricultura en la Costa Tropical y sin embargo no se nos hace ni caso”, protesta.

El vocal del PSOE se ha quejado de que nadie del Gobierno de la ELA de Carchuna y Calahonda acudiera a apoyar a los agricultores en la movilización. Ferrer considera que, aunque la ELA no pueda resolver la crisis del sector hortofrutícola, “el silencio es muy significativo con el campo en pie de guerra” y lo que espera este sector de la presidenta del Llano, a su juicio, es “una implicación real con este problema”.

“La ELA es la administración más cercana que tiene el pueblo y por eso, desde ahí, hay que cuidar, proteger y potenciar uno de sus sectores económicos más importantes”, destaca Ferrer que, en este sentido, recuerda que es “urgente” tomar precauciones con las canalizaciones del Llano. “El día que la lluvia desborde nuestros invernaderos no habrá dinero para subsanar los daños en las fincas de nuestros agricultores”, lamenta.

En declaraciones a este diario, Ferrer ha aclarado que la administración puede “unir al campo” haciendo un frente común para salvar la agricultura. “En las movilizaciones hay gente de todos los signos políticos”, cuenta, “si tú estás con tu pueblo tu voz tiene que oírse en estas reivindicaciones”, ha concluido.

Temas: Agricultura.
ELA ELA