La alcaldesa subraya el apoyo a las pequeñas empresas en su visita a Dulcecosta

La empresa motrileña ha creado su sello propio de patatas fritas, Cortijo Los Characholes

La alcaldesa de Motril, Luisa María García Chamorro, acompañada de la concejal de Comercio, Susana Peña, y varios miembros del equipo de Gobierno municipal han visitado la empresa motrileña Dulcecosta, dedicada a la distribución al por mayor de todo tipo de snacks, encurtidos y chocolates. Pero si hay algo que destaca de esta joven empresa es su producto estrella, la marca propia de patatas fritas denominada Cortijo Los Characholes que ya está presente en toda la Costa Tropical y La Alpujarra granadina.

Para la alcaldesa de Motril, Luisa María García Chamorro, es importante poner en valor “la valentía” de un joven motrileño que “decidió emprender y aventurarse a montar su propio negocio tras la crisis económica”. Junto a su hermana, que volvió de Inglaterra para poner en marcha esta iniciativa, la marca Dulcecosta se encuentra en pleno proceso de expansión. 

La primera edil ha hecho referencia a las reconocidas patatas fritas con sello motrileño. “Un día probé su producto estrella por casualidad y me llevé una grata sorpresa al descubrir que eran de Motril”, ha indicado la alcaldesa.

Por su parte, Cassandra Lupiañez, co-socia de Dulcecosta, ha agradecido la visita a su negocio en el que está depositando “toda su ilusión y ganas” junto a su hermano, que fue el que inició esta idea empresarial hace ya cuatro años. “Volví de Inglaterra para iniciar este proyecto que ya es una realidad y cuyo objetivo ahora es expandirnos todo lo que podamos y dar a conocer nuestra marca de patatas Cortijo Los Characholes”.

ELA ELA