La Cofradía de Pescadores solicita la desinfección de la zona exterior de la lonja

lonja pesquera Motril

Más de cuarenta personas, entre marineros y armadores, trabajan en el puerto motrileño a diario para mantener operativa la actividad del sector

La petición formulada por la Cofradía de Pescadores al Ayuntamiento de Motril ha sido atendida. Los trabajadores de la lonja pesquera reclamaban una mayor limpieza y desinfección de la zona exterior y los puntos de carga y descarga como medida de prevención para garantizar la seguridad frente al Covid-19. A lo largo de este viernes, los operarios municipales han procedido a desinfectar por completo las inmediaciones de la lonja, pese a que este servicio excede de las competencias municipales.

El dispositivo que se ha puesto en marcha estaba integrado por uno de los camiones autobomba con capacidad para 1.000 litros de líquido desinfectante con los que cuenta el servicio de limpieza de la ciudad y que el que se ha procedido a fumigar los andenes y la zona exterior.

Actualmente, la flota pesquera que opera en el Puerto de Motril está compuesta por seis embarcaciones de arrastre y tres pesqueros de artes menores, a los que se sumarán tres barcos más la próxima semana. Un colectivo humano esencial que necesita “apoyo y respaldo”, tal y como han destacado la alcaldesa de la ciudad, Luisa García Chamorro, y la concejal responsable de Pesca, Ángeles López.

Más de cuarenta personas, entre marineros y armadores, trabajan en el puerto motrileño a diario para mantener operativa la actividad del sector, sin contar los compradores y agentes que operan en la lonja, la colla y los transportistas, cuya actividad permite el suministro de pescado fresco a la Costa y a toda la provincia.

Un sector vulnerable ante la crisis sanitaria

Desde el punto de vista económico, el sector pesquero no está atravesando su mejor momento tras la caída en los precios y las ventas como consecuencia del parón en la actividad de sectores como la restauración y la hostelería durante el estado de alarma.

En este sentido, la concejal de Pesca, Ángeles López, ha subrayado la “vulnerabilidad” de los trabajadores del sector que pese a todas las circunstancias, “siguen faenando y exponiéndose para garantizar el suministro de productos frescos a todos los hogares y con todas las garantías sanitarias”.

De este sector productivo depende directamente el sustento de centenares de familias de la comarca de la Costa Tropical, pues supone uno de los principales motores económicos de la ciudad, junto a la agricultura.

Temas: Coronavirus, Pesca.
ELA ELA