La Junta desestima la iniciativa de la segregación de Carchuna y Calahonda del término municipal de Motril

Concepción Abarca

Abarca se siente "traicionada", pero está "decidida" a no quedarse con los brazos cruzados para conseguir dar luz verde al proceso de segregación

“Me siento indignada, traicionada y ninguneada”, esas han sido las primeras palabras de la presidenta de la Entidad Autónoma de Carchuna y Calahonda, Concepción Abarca, para este medio tras tener conocimiento de que la Junta de Andalucía había desestimado la iniciativa de segregación de los pueblos de Carchuna y Calahonda del término municipal de Motril para la constitución como nuevo municipio.

Según ha podido conocer Ahora Costa, el Gobierno andaluz ha rechazado el recurso interpuesto por esta entidad que posibilitaba la segregación de ambos pueblos y daba luz verde a uno de los proyectos más perseguidos por Abarca dentro de la ELA. “No me esperaba esto de mi partido y lo peor es que me haya tenido que enterar por la prensa, no han estado a la altura de mi pueblo”, señala la presidenta que, desde que saltó la noticia y tuvo conocimiento de la anulación que impedía la segregación de ambos pueblos de la ciudad de Motril, no ha dejado de buscar respuestas y de preguntarse “por qué Carchuna y Calahonda no y otros pueblos sí”. “Yo tengo un compromiso con mi pueblo y estoy aquí por mis vecinos, si argumentan que esto es una ilegalidad quiero saber cómo se han permitido otros procesos de segregación”, subraya.

A pesar de que hasta el momento no se conocen muchos detalles de por qué no se ha admitido a trámite este recurso extraordinario de revisión interpuesto por Abarca contra el Decreto 168/2014, de 2 de diciembre, en el que se rechazaba la propuesta de convertir a Carchuna y Calahonda en municipios independientes, la presidenta adelanta que no se va a quedar de brazos cruzados. “Quiero que alguien me explique por qué no puede ser independiente mi pueblo con una población superior a los 4.000 habitantes, que se encuentra a una distancia mayor que otros municipios independientes y en el que cada día se empadrona más gente”, sentencia.

Abarca considera que Carchuna y Calahonda tiene “derecho” a que se tengan en cuenta todas las objeciones que resultan determinantes para argumentar la segregación. Ahora, espera poder alegar su absoluta discrepancia con los argumentos jurídicos en los que se basa este rechazo. “Quiero ver a mi partido de mi lado y que me expliquen cuáles son las otras vías y qué viabilidad existe para que mi pueblo sea por fin independiente”, ha concluido la presidenta, que está “decidida” y “convencida” de que este proceso de segregación puede salir adelante.

ELA ELA