La Policía Nacional advierte sobre la acción de un grupo delictivo a través del timo de la estampita

Un reciente caso ocurrido en Motril ha llevado al Ayuntamiento a una campaña de sensibilización junto con los cuerpos y fuerzas de seguridad del estado para evitar el aumento de este tipo de estafa especialmente centrado en personas vulnerables

El Ayuntamiento de Motril, en colaboración con la Policía Nacional y los cuerpos de seguridad locales, están trabajando conjuntamente para advertir sobre los riesgos del timo de la estampita debido a un caso reciente en Motril y varios alrededor de la provincia de Granada en las últimas semanas.

Una mujer mayor de Motril ha sido la última víctima de un caso de sustracción de dinero en efectivo y joyas debido al antiguo y conocido timo de la estampita, el cual el timador hace el papel de persona con discapacidad que lleva un fajo de billetes. En ese momento dice a la víctima que son estampitas y rompe o tira algún billete para demostrar que no tienen ningún valor para él o ella. Entonces aparece en escena el gancho, que propone a la víctima un plan para quedarse con el dinero que, finalmente, resultan ser recortes de periódicos o papeles.

En este caso, un joven se acercó a la mujer informándole de que se había encontrado una cartera llena de billetes de 50 euros y que su objetivo era entregarlo a alguna institución caritativa religiosa dedicada a personas sin recursos. Entonces, aparece una mujer que actúa como gancho ofreciéndole a la anciana quedarse con la bandolera llena de billetes a cambio de darle a la mujer una cantidad no precisada por la estafadora. En ese momento, el tercer gancho aparece como supuesta pareja de la mujer para llevar en coche a ambos y así, supuestamente, recoger el dinero que le van a entregar a la anciana. En ese momento se produjo la sustracción del dinero de la señora, cuando es engañada para que deje en el coche sus pertenencias y entonces los estafadores desaparecieron de la escena. 

Estos hechos ya están siendo investigados por la Brigada Judicial de la Policía Nacional de Motril, la cual está estudiando diferentes pistas para conseguir dar con los culpables de esta estafa de la estampita, la cual ha vuelto a ser objeto de timo por los ladrones, a la vez que ha pedido precaución a la ciudadanía. 

La Policía Local de Motril ha elaborado una serie de consejos para evitar los “timos”, especialmente a las personas mayores y de edad avanzada, que son uno de los grupos vulnerables sobre los que actúan estas bandas organizadas y donde gente sin escrúpulos se aprovecha para intentar estafarlas o timarlas. Los robos más frecuentes son llevados normalmente por dos o más personas, en la que una actúa de gancho y la otra u otras son las que realizan hecho.

El timo de la estampita no es el único robo que se produce sino que existen otros como la mancha, el tocomocho, el abrazo amoroso, la siembre o el falso técnico que son los que más abundan. Por otro lado, los robos y timos a través del móvil o por internet son también muy frecuentes en esta nueva era digital y la Policía advierte sobre algunos de los más frecuentes. A través del mensaje de texto, los estafadores envían un SMS al número de móvil de la víctima, con un texto en el que se hacen pasar por un banco. El mensaje advierte de que su cuenta dejará de funcionar y le instan a que ponga las claves de su cuenta en un enlace de internet.

El timo de la llamada de teléfono es muy similar al anterior, donde los delincuentes llaman a la víctima por teléfono y se hacen pasar por gestores del banco y le informan de algún problema en su cuenta bancaria. Entonces, para solucionar este supuesto problema es posible que le pidan su número de cuenta, de tarjeta o las claves de acceso; información que luego usan para robar su dinero.

Debido al aumento de este tipo de delitos, el Ayuntamiento de Motril hace un llamamiento a toda la ciudadanía para que sean precavidos y no confíen en posibles desconocidos que les intenten engañar con alguna de las estafas anteriormente nombradas y que, en los últimos tiempos, están siendo bastante comunes, especialmente con grupos vulnerables como las personas mayores.

ELA ELA