Las mascotas motrileñas reciben su bendición por San Antón

Fiesta de San Antón en Plaza de la Coronación

Decenas de personas con sus mascotas no han querido dejar pasar la oportunidad de 'bautizarse' junto al párroco de la Iglesia Mayor, José Albaldejo

Motril ha bendecido esta mañana a un centenar de mascotas por San Antón, una de sus tradiciones más entrañables y, al mismo tiempo, la más animal de todas.

Decenas de personas con sus mascotas no han querido dejar pasar la oportunidad de ‘bautizarse’ junto al párroco de la Iglesia Mayor de la Encarnación, José Albaladejo. Perros, gatos, tortugas y hasta pájaros han desfilado por la plaza de la Coronación en una jornada festiva que ha estado acompañada hasta última hora por el buen tiempo.

Estos animales, que son un miembro más de muchas familias motrileñas, llegaban de la mano de sus dueños antes del acto más memorable y devocional. No han faltado los tradicionales ‘panes’ de San Antón, vendidos en honor al patrón de los animales y que, según la tradición, dan suerte durante todo el año.

Durante la bendición, los gatos aguantaron el tipo pese a la creencia extendida de que odian el agua. El cura, José Albaladejo, les roció con el hisopo y no protestaron. La propia concejal de Participación Ciudadana, Inmaculada Torres, transportaba en una jaula a su canario, un pájaro amarillo que también salió bendecido de la fiesta.

En el caso de Motril, la fiesta de San Antón era organizada por diferentes asociaciones sin ánimo de lucro, entre ellas, APAF, el albergue animal de La Herradura, SOS Animal de Salobreña, Aspa Jardín de Jarela, controladores de colonias felinas en Motril y la plataforma contra el maltrato animal Costa Tropical. Todas ellas, unidas por una causa común, aprovechaban el bautizo para reivindicar más ayudas y “un compromiso real” por parte de las instituciones competentes para poner freno al abandono de animales.

Precisamente, durante la mañana, las protectoras allí presentes aprovechaban el momento para mostrar una camada de cachorros en adopción y poner a la venta diversos objetos con el fin de sufragar los gastos de esterilización y cuidado de animales que encuentran abandonados durante el año.

ELA ELA