Los empresarios de las playas exigen una solución para el cierre rodado de las playas de Poniente y El Cable

Han solicitado una reunión urgente para impedir el cierre rodado total de los accesos a las playas mediante muros de hormigón

La construcción de una barrera física que impide el acceso rodado a la Playa de Poniente y El Cable de Motril ha empezado a generar, justo en las semanas previas al inicio del verano, un gran malestar en la ciudad. Precisamente, Francisco Trujillo de Haro, presidente de la Asociación de Chiringuitos y Empresarios de Playas de Granada, ha solicitado hoy mismo una reunión urgente en la que participen la Subdelegación del Gobierno, Ayuntamiento de Motril y Asociación de Chiringuitos. 

El escrito se ha presentado este mediodía por registro telemático, dirigido a la Subdelegada del Gobierno en Granada, Inmaculada López Calahorro.

“Lo que se ha iniciado hoy es un problema grave y muy perjudicial para los vecinos y para todos los sectores profesionales afectados, entre ellos, los chiringuitos y las empresas de actividades náuticas instaladas en las playas de Motril”, ha explicado el presidente.

Trujillo ha solicitado que la reunión se celebre a la mayor brevedad posible por su urgencia, “para encontrar una solución inmediata al problema surgido hoy con esta decisión, a nuestro juicio, totalmente errónea y con graves consecuencias”.

“La desolación de nuestros empresarios ante el problema que se les viene encima por el cierre de la playa a los vehículos. Esta no es la solución para la playa de Motril, será el fin de muchos negocios y la zona perderá competitividad poniéndola a la cola de otros municipios costeros”. Para Trujillo, “Motril se merece una actuación en su paseo marítimo que incluya zona de aparcamiento y carril funcional, así como espacio para carga y descarga de personas y mercancías”.

Como era de esperar, el presidente de los empresarios de las Playas se ha sumado a la protesta del equipo de gobierno de Motril, una vez que se conocía el cierre de los accesos a las playas de Poniente y del Cable.

Al parecer y sin aviso previo, la Dirección General de Costas iniciaba este jueves, a primera hora, al cierre rodado total de los accesos de las playas de Poniente y Cable, mediante muros de hormigón y piedra que impiden la entrada de los vehículos al interior de unas playas que, históricamente, han padecido un déficit enorme de zonas de aparcamiento, “a pesar de que en muchas ocasiones hemos pedido la regulación del aparcamiento en esta zona, el cierre del acceso no es una solución, todo lo contrario, estamos convencidos de que es un problema añadido que va a perjudicar gravemente a un sector duramente castigado por la pandemia, que ahora ve como se toman medidas que lejos de ayudarnos, nos hunden un poco más en el abismo”, concluye Trujillo.

Lamentablemente, con las barreras que están construyendo se veta el acceso a las personas mayores, a las que tienen problemas de movilidad, a los que entran y salen para descargar sus mercancías en los chiringuitos, a los que acuden con carritos de bebes. “Lo sensato sería permitir el acceso para descarga y la salida inmediata. Todo lo que no sea facilitar el acceso a personas mayores o a trabajadores, es un veto injusto ante el que no podemos permanecer impasibles”, concluye.   

ELA ELA