Manuel Terrón: “el rumbo de la Semana Santa 2021 de Motril lo marcará el sentido común”

Manuel Terrón, presidente Cofradías de Motril

Todo hace indicar que la celebración de la Semana Santa 2021 no admite muchas fórmulas que hagan compatibles las medidas sanitarias con las procesiones

¿Son viables las procesiones en pandemia? Esa es la pregunta que abre todo tipo de debates cofrades acerca de la posibilidad de realizar cultos religiosos en la vía pública guardando las medidas sanitarias. Para el presidente de la Agrupación de Cofradías de Semana Santa de Motril, Manuel Terrón, el rumbo lo marca el sentido común. Antes de que se decretaran las nuevas medidas restrictivas por parte de la Junta de Andalucía el mundo cofrade motrileño -al igual que en el resto de ciudades- afrontaba el inicio de curso con cierta normalidad. Sin embargo, la segunda ola de la pandemia y las medidas impuestas por las diferentes administraciones deja un escenario aún más desolador para las diferentes hermandades y cofradías del panorama nacional. Aunque de momento, actos como el Pregón de Semana Santa o la presentación del Cartel Oficial sigan en pie y se puedan adaptar a las medidas establecidas que afecten a esa fecha concreta.

Establecer un plan o una estrategia para ver si es compatible hacer actos piadosos en las calles de Motril no es, ni por asomo, en estas circunstancias una prioridad dentro del seno de las cofradías, que actuarán en función de la evolución de la pandemia cuando ésta arroje menos incertidumbre de la que impera actualmente. Terrón ha querido remarcar esta afirmación con rotundidad insistiendo que esta postura es “compartida” por todas las cofradías de la ciudad. “La Agrupación actuará en función de lo que decidan las autoridades civiles y eclesiásticas y la Junta General de Hermanos Mayores”, subraya.

Todo hace indicar que la celebración de la Semana Santa 2021 no admite muchas fórmulas que hagan compatibles las medidas sanitarias con las procesiones. Tras la oposición de los Obispos del Sur de España a que exista una “Semana Santa alternativa”, Terrón considera que las autoridades eclesiásticas no valorarán positivamente ningún “experimento” que pueda suponer un riesgo para la salud pública. De hecho, en el comunicado remitido por los Obispos andaluces se insta a las hermandades a que “eviten sucedáneos de la verdadera piedad”, una desaprobación en toda regla de una posible variación de las manifestaciones de fe en las calles de manera tradicional como consecuencia de las limitaciones derivadas del coronavirus.

No obstante, el presidente de todas las cofradías de Motril señala que se ha interesado en los proyectos que se están llevando a cabo por parte de otras ciudades para una Semana Santa que discurra en exclusiva por un circuito cerrado y acotado más amplio que el original. “No sé si será del todo viable, pero no estoy de acuerdo con que solo las personas que paguen su abono tengan derecho a disfrutar de la Semana Santa 2021”, relata Terrón, que considera que Motril tiene una ventaja con respecto a las grandes ciudades que se encuentran a la espera de la evolución de la pandemia. “Nuestra infraestructura para organizar la Semana Santa es mucho menor y por eso podemos jugar con un tiempo más reducido para su puesta en marcha”, explica el presidente sobre la puesta en marcha de líneas de acción que puedan actualizarse en función de la evolución del virus.

Un “desgaste” para las hermandades

Las medidas sanitarias, desde que se decretó el estado de alarma en el mes de marzo, están afectando de forma drástica a la vida de las hermandades motrileñas. Algo que, según el presidente de la Agrupación de Cofradías, pasará factura en las corporaciones no solo a nivel económico, sino a nivel social. “Nuestras hermandades subsisten gracias a muchas actividades que han dejado de organizarse para evitar aglomeraciones”, señala Terrón que indica que el mes del estado de alarma era una fecha clave para el cobro de cuotas y papeletas de sitio de la anterior Semana Santa. Un hecho que se truncó y que unido al establecimiento de medidas para esta nueva normalidad ha paralizado muchos de los proyectos que se estaban llevando a cabo no solo en las corporaciones, sino en el sector cofrade en general.

La Agrupación de Cofradías aún se encuentra “a la espera” de información sobre la línea de subvención que cada año realiza el Ayuntamiento de Motril con este organismo, partida que en 2020 se duplicó. Ahora, Terrón sostiene que esta cuantía económica municipal es la “más necesaria de la historia de la Agrupación” y espera que el Consistorio valore la labor social que las entidades cofrades realizan en la ciudad y la situación que afrontan ante la realidad impuesta por la Covid-19.

ELA ELA