Motril celebra una atípica pero solemne renovación del voto de la ciudad a su Patrona

Nuestra Señora de la Cabeza ya preside el altar mayor de la Iglesia Mayor de la Encarnación junto a Nuestro Padre Jesús Nazareno

Para muchos ha sido toda una sorpresa debido a la situación extraordinaria que ha provocado la crisis sanitaria del coronavirus y el traslado, sin fieles, de Nuestra Señora de la Cabeza, Patrona de Motril, a la Iglesia Mayor Parroquial de la Encarnación. Desde la misma noche del 7 de enero, la Patrona de Motril vuelve a presidir el altar mayor de la iglesia junto a Nuestro Padre Jesús Nazareno. Hoy darán comienzo los Cultos, que consisten en la realización del Quinario y la renovación del Voto de la ciudad a su Patrona con motivo de los terremotos de 1804 y 1884.

Esta efeméride, que lleva celebrándose desde finales del siglo XIX, tiene previsto dar inicio a los cultos como se venía celebrando de manera tradicional: desde hoy, 8 de enero, hasta el 13 de enero en la Iglesia Mayor Parroquial de la Encarnación.

Sin procesiones, pero sin perder la tradición

La única variación que existe y que ya comunicó la Real Hermandad es que no habría traslado de las imágenes en procesión para evitar cualquier tipo de aglomeración. Tampoco habrá procesión el día 13 hasta el Santuario, pero sí se ha decidido que la bendición de la vega y el mar que habitualmente realiza Nuestro Padre Jesús Nazareno se haga desde la balconada del Santuario. “Este año, más que nunca si cabe, los motrileños necesitamos que Nuestra Madre nos proteja”, argumentaban desde la Hermandad.

ELA ELA