Motril se vuelca contra el cáncer en su tradicional puchero de coles

Los fondos recaudados irán destinados a la investigación y a la propia ayuda a los enfermos y sus familias

Un año más, la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) de Motril ha vuelto a mostrar su poder de convocatoria en una de las acciones solidarias con mayor éxito de participación: el tradicional puchero de coles. El menú, preparado por los propios voluntarios de la asociación, recibió una respuesta extraordinaria por parte de los comensales que colapsaron el recinto de La Almudena.

La asociación local ha celebrado uno de los grandes actos anuales para recaudar fondos en la lucha contra el cáncer y la respuesta de la sociedad motrileña ha sido multitudinaria. Cientos de personas han participado en esta actividad bajo un ambiente inmejorable y solidario este domingo. A la cita acudieron parte del equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Motril, encabezado por la alcaldesa, Luisa García Chamorro, portavoces y concejales de los distintos partidos políticos y representantes de otras instituciones y entidades, como el presidente de la Autoridad Portuaria, José García Fuentes.

La presidenta de la AECC en Motril, Mª Dolores Martín, ha agradecido la labor del voluntariado que se ha “implicado con toda su fuerza” para sacar este proyecto adelante. “Sin ellos, la labor diaria de esta organización y este evento en particular no serían posibles, son el motor y el corazón que nos hace seguir caminando”, ha resaltado la presidenta, que también ha tenido palabras de agradecimiento para todos los asistentes que abarrotaron la sala de La Almudena.

“Gracias a la respuesta de toda la sociedad motrileña en este almuerzo benéfico podemos destinar fondos a la investigación contra esta enfermedad, sin olvidar otros aspectos tan necesarios como la propia ayuda al enfermo o a sus familiares”, cuenta la presidenta con euforia.

Esta actividad, de gran calado social, posibilita en gran medida que se sumen fondos destinados no solo a la investigación o a la asistencia a los enfermos y sus familias, sino también a becas post-doctorales de investigación oncológica. Motril demostró su vínculo con una asociación que saca músculo en los momentos más difíciles de la vida de muchos de sus vecinos. Un gesto muy importante que cada año deja una huella imborrable en estas personas de sonrisa eterna y solidaria.

ELA ELA