Recalculando

Cada vez que realizo un viaje es más que frecuente el desviarme de la ruta y terminar desorientado y perdido....

Cada vez que realizo un viaje es más que frecuente el desviarme de la ruta y terminar desorientado y perdido. Con voz clara y amable, el navegador que está al quite me dice, “recalculando”, devolviéndome a la ruta que nunca debí abandonar para poder alcanzar el objetivo trazado.

El Molt Honorable Presidente de la Generalitat camina bajo el paraguas del “cuanto peor, mejor”.  Más de 5.000 empresas han causado baja en Cataluña. En la segunda ciudad más visitada de España, Barcelona, se desaconseja su visita a los turistas de diversos países. Cada día se pierden cientos de millones de euros y crece la sensación permanente de inseguridad entre la población y la fractura social. El problema afecta a lo esencial de la convivencia, el respeto a las ideas y a las personas. Señor Torra, “recalculemos” y volvamos a la senda que tantos frutos le dio a su comunidad: la pela es la pela”, por encima de todo.

Si el navegador nos llevase al pasado -concretamente al 15 de marzo de 44 a.C.- cuando un grupo de senadores romanos asesinaron a Julio César a las puertas del teatro Pompeyo. Sus últimas palabras quedaron grabadas para la historia: “tú también, Bruto, hijo mío”.

Dentro de unos años nos preguntaremos, recordando a Fuenteovejuna, ¿quién mató al procés? ¡El pueblo de Cataluña, Señor!

ELA ELA