“Proteger a la empresa es no dejar que se desprenda de lo mejor que tiene, sus trabajadores”

Jerónimo Salcedo, presidente de AECOST

El presidente de AECOST afirma que las medidas del Gobierno central no le parecen "claras" ni "contundentes"

Jerónimo Salcedo fue elegido presidente de la Asociación de Empresarios de la Costa Tropical (AECOST) desde marzo de 2019. A la labor de representar, asesorar y promocionar el trabajo de las empresas de la zona, AECOST afronta, junto a sus empresas asociadas, el reto de la crisis sanitaria. Cree que los empresarios y los trabajadores necesitan que se tomen medidas fiscales de manera urgente para paliar los efectos de este parón.

Se pide que los empresarios estén a la altura de las circunstancias en estos tiempos difíciles, ¿qué lectura positiva hace de la reacción de las empresas de la Costa desde que se decretó el estado de alarma?

La reacción del tejido empresarial desde el primer momento ha sido ejemplar. El sector esencial y de primera necesidad que ha seguido su actividad ha tomado medidas drásticas para proteger a sus trabajadores en sus distintos puestos de trabajo y el que ha podido hacer el trabajo desde casa lo ha hecho.

Los sectores más perjudicados y que no han podido seguir su actividad en este periodo, se han quedado en casa y muchos han estado ayudando, dentro de sus posibilidades, a la sociedad.

Desde AECOST, ¿qué le sugieren las últimas medidas adoptadas por el Gobierno? ¿Van a afectar negativamente a las empresas de la Costa?

Las medidas tomadas desde el Gobierno central no me parecen claras y contundentes, esta crisis de pandemia y por tanto cese del 80% de la actividad, necesita medidas de urgencia tanto fiscales, como económicas y laborales y que se lleven a cabo automáticamente. Si no nos adelantamos a la repercusión de esta crisis sin precedentes nos podemos encontrar con un problema social. Si quebramos la empresa, quebramos España.

Respecto a la Costa, lo más preocupante es el sector turístico por ser un sector de estacionalidad y que esperaban la época de Semana Santa como un revulsivo económico. Sin olvidar las demás empresas que, si con este parón no reciben algún tipo de ayuda, lo van a tener muy complicado a corto plazo.

¿Está en riesgo la supervivencia del tejido empresarial de la zona?

El tejido empresarial de la Costa, al igual que en el resto de España, necesita unos esfuerzos para no tener el riesgo de desaparecer. El objetivo ahora es volver a abrir la persiana y luchar con todas las armas que nos pongan a nuestra disposición. Esperemos que sean adecuadas y suficientes, para volver a la normalidad lo antes posible, pero siempre velando por el estado de bienestar con disciplina y tranquilidad.

¿Qué necesitan las pymes que constituyen el sector productivo de la Costa?

Lo más importante ahora para las PYMES es que se adopten inmediatamente medidas fiscales, prorrogar la presentación de impuestos hasta el 31 de mayo por imposibilidad de presentación y, a continuación, habilitar un aplazamiento a medida de cada empresa.

Para los autónomos no se puede sacar un decreto de ley que exponga que se deja de pagar la cotización de la Seguridad Social por cese de actividad, solo faltaba que dejaran la actividad y que tuvieran que seguir pagando cotización. Lo coherente es que sigan dados de alta en la actividad pero que no se le cobre la cotización: ‘’si no trabajo, no pago’’.

Todas las medidas que se adopten no tratan solo de proteger a la empresa. Proteger a la empresa es no dejar que se desprenda de lo mejor que tiene, que son sus trabajadores.

¿Y qué no necesitan?

En estos momentos de máxima dificultad lo que menos se necesita son mítines políticos y perderse en una serie de datos que no llevan a nada. Esta lucha hay que ganarla siendo todos un equipo con el objetivo final de vencer al COVID y volver a la normalidad.

¿Son las medidas cortoplacistas para una crisis en la que se desconoce la duración?

Cuando se desconoce la duración de este estado excepcional hay que tomar medidas a corto plazo para ir ampliándolas con el paso del tiempo.

¿Cuáles son las principales preocupaciones de AECOST y de sus empresas asociadas?

Desde AECOST somos muy conocedores de la problemática del sector empresarial en su conjunto. La preocupación está latente. A la presión fiscal, la morosidad y la problemática en general que veníamos arrastrando en el sector empresarial, hay que sumarle el estado de alarma con una gran crisis sanitaria. La preocupación es muy clara: intentaremos que se pierdan el menor número de empresas posibles para así poder mantener el empleo.

Estamos convencidos que con unidad y esfuerzo podremos superarlo. Hay que centrarse en las actividades más castigadas y demandar donde haga falta las ayudas necesarias.

AECOST, a través de la CEA, CEPYME y la CGE, estamos informando al sector empresarial de nuestra zona de todas las medidas que se van adoptando y posibles medidas demandadas por las organizaciones empresariales a nivel nacional.

¿Algo más que destacar?

Quisiera, en nombre de todas las personas que componemos AECOST, mandar nuestro más sentido pésame y apoyo a las personas que han perdido un familiar o una persona cercana. Esperamos la pronta recuperación de los enfermos y, como no, queremos reconocer la labor de todos aquellos hombres y mujeres que luchan incansablemente para que el fin de este virus sea una realidad.

ELA ELA