Toque de queda en Motril: dos actas en la primera noche de confinamiento

Agente de la Policía Local de Motril

La Policía Local ya contempla un dispositivo especial para el puente de Todos los Santos

El dispositivo policial para vigilar el cumplimiento de la restricción de la movilidad nocturna en Motril desde este lunes para frenar el coronavirus ha levantado un total de dos actas por infringir esta madrugada el toque de queda decretado por el Gobierno de España, que entró en vigor esta madrugada y ha finalizado a las seis de la mañana.

La teniente de alcalde de Seguridad Ciudadana, Mª Ángeles Escámez, ha destacado la labor “incansable” de la Policía Local durante la pandemia, que ahora tendrá que hacer frente a un nuevo objetivo: garantizar que, salvo excepciones, no se producen desplazamientos dentro de la franja horaria en la que se ha restringido la movilidad. Escámez indica que la tónica de esta primera madrugada ha sido “tranquila” y que “la ciudadanía ha respondido correctamente a las nuevas normas”, que serán “decisivas” para frenar la propagación de la pandemia en el municipio.

Según ha explicado la teniente de alcalde de Seguridad del Ayuntamiento de Motril para este medio, durante esta madrugada los agentes solo han levantado acta en dos establecimientos por incumplir el horario de cierre. En este sentido, Escámez confirma que mientras duren estas medidas se seguirán estableciendo controles en diferentes emplazamientos de la ciudad. En el puente de Todos Los Santos se hará especial hincapié en la zona de Playa Granada, para evitar desplazamientos desde otras partes de la provincia que cuentan con un confinamiento perimetral, y se contará con un refuerzo para vigilar que no se realizan botellones y fiestas privadas en cortijos durante la noche del 31 de noviembre. Será la Policía Local la encargada de hacerlo y aún no se contempla un refuerzo de Policía Nacional para controlar que los motivos de los desplazamientos sean los que se encuentran incluidos en las excepciones del toque de queda.

Escámez ha insistido en la importancia de cumplir con las restricciones y reducir la movilidad para avanzar frente al Covid, reconociendo que “no hay suficientes policías para estar detrás de cada persona”, por lo que pide un comportamiento “responsable” durante las próximas semanas y advierte que las sanciones leves que se contemplan por incumplir estas medidas oscilan entre los 100 y 3.000 euros.

ELA ELA