Un año desde la toma de posesión de García Chamorro en Motril

luisa garcia chamorro

La alcaldesa cumple su primer año de mandato con un presupuesto aprobado para la ciudad tras años con las cuentas prorrogadas y afrontando la crisis del coronavirus

Ayer hizo justo un año que Luisa García Chamorro se convertía en la nueva alcaldesa de Motril. Fue el 15 de junio de 2019 y el anuncio sorprendió a muchos tras unas negociaciones difíciles que, en un primer momento, lograron incorporar a la suma -y al equipo de Gobierno- a PMÁS y Ciudadanos. El Partido Popular cogía las riendas del gobierno municipal con trece de los 25 concejales del Ayuntamiento, a los que después se unirían dos más, Susana Peña y Daniel Ortega, tras su salida del partido de Andalucía Por Sí.

El asombro de la elección también llegó por el plantón histórico de Antonio Escámez, líder de PMÁS, el día antes de la toma de posesión. El nuevo partido de Escámez volvía a tener ‘la llave’ del Consistorio tras la declaración de David Martín (AxSí) al principio de la negociación, donde anunció que no prestaría su apoyo a García Chamorro en la investidura. Todo quedaba en el aire y con la posibilidad de un posible -y complicado- pacto entre PSOE, IU, Cs y AxSí (7+2+2+3) o PSOE, IU, Cs y PMÁS (7+2+2+3), ya que los que hasta hace meses habían sido compañeros en el Partido Andalucista no estaban dispuestos a pactar de manera conjunta.

A PP y Cs no le quedaba otra alternativa que buscar el apoyo en Escámez y, aunque todo parecía seguir su cauce, el líder de PMÁS decidió dar un giro de última hora no presentándose a la rueda de prensa donde se anunciaría el pacto de Gobierno de Motril. Un hecho que volvió a abrir la posibilidad a Flor Almón (PSOE) de entrar de nuevo a esta escena política.

Pero, finalmente, después de un día tenso y lleno de incertidumbre, PMÁS acabó dándole el bastón de mando a García Chamorro, formando un tripartito junto a la formación naranja liderada por José Lemos.

Desde entonces, PP, Cs y PMÁS, junto a los dos concejales no adscritos, han gobernado en conjunto y con las áreas de cada uno definidas. La sensación es que el Gobierno municipal está cohesionado y no hay discrepancias públicas que hagan pensar lo contrario.

Presupuestos

Una de las mayores preocupaciones de las negocaciones tras la celebración de los pasados comicios era ‘sumar mayoría’ para la aprobación de los presupuestos municipales tras cuatro años de prórrogas. La anterior corporación no logró obtener los apoyos necesarios para sacar unas cuentas adelante y esto paralizó muchos proyectos e iniciativas en la ciudad.

Tras el cambio de los colores de las alianzas, el Ayuntamiento de Motril ha podido actualizar las actuales cuentas municipales con un presupuesto que asciende a más de 57 millones, 7 millones de euros más con respecto al aprobado en 2015.

Covid-19

Gracias a la alianza del equipo de Gobierno se ha podido hacer frente a una situación sin precedentes como consecuencia de la crisis sanitaria del coronavirus. Esa unión ha permitido alcanzar y trabajar en algunos acuerdos para la reactivación económica del tejido empresarial de la ciudad y para combatir los efectos sociales de la pandemia de Covid-19 en la Costa Tropical, que ha arrastrado 16 muertes.

La forma para dar respuesta a una situación desconocida y que ha causado tantos estragos en la ciudad, completamente paralizada durante meses, ha puesto en una prueba de fuego al consistorio motrileño, que ha tenido que reajustar su calendario fiscal y suprimir impuestos como medidas de alivio para las familias y autónomos.

Marina deportiva en Playa Granada y grandes obras

La buena sintonía y los colores que comparte el Ayuntamiento y la Junta de Andalucía está permitiendo impulsar proyectos de envergadura como la marina deportiva de Playa Granada, el proyecto de puerto deportivo con cerca de 500 amarres para barcos paralizado desde hace años. Este lunes, la alcaldesa se reunió con la consejera de Fomento del Gobierno andaluz, Marifrán Carazo, quien mantiene que “si los estudios ambientales son favorables, la Junta se planteará incluir el puerto dentro de su cartera de proyectos estratégicos”, reveló el diario IDEAL.

Además, el Ayuntamiento ha dado luz verde a algunos proyectos que comenzaron a plantearse en el anterior mandato socialista, como la nueva Jefatura de la Policía Local o la remodelación del Parque de los Pueblos de América. Durante este primer año de Gobierno se han puesto en marcha de forma definitiva.

Limpieza

Uno de los grandes problemas de Motril sigue siendo la suciedad. A diario, los vecinos comparten fotografías de contenedores repletos de basura quejándose de la falta de limpieza en algunas zonas. También había sido un tema clave en el anterior Gobierno socialista, que acumulaba cientos de denuncias vecinales al respecto.

La alcaldesa ha puesto mucho énfasis en que la ciudad está sucia por la “falta de civismo” de muchos vecinos, recalcando que la plantilla de trabajadores municipales del área de Limpieza trabajan a pleno rendimiento para mantener la ciudad en óptimas condiciones. El PSOE, que había sido durante años criticado por García Chamorro, subraya que la actual alcaldesa “vendió que con ella los problemas de limpieza se acabarían y todo sigue igual”.

Una problemática que parece haberse enquistado con el tiempo y a la que se le suman muchos factores. Falta de personal, escaso civismo y concienciación y pocas multas parecen ser algunas de las claves de la situación de la limpieza de Motril.

ELA ELA